Seventh-Day Adventist Church

Iglesia Adventista El Sereno Una iglesia diferente.

Menu
Bipowered

Enemigos

¿Cómo espera Dios que tratemos a nuestros enemigos? Está en la Biblia, Lucas 6:27-36, "Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues. A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también lo pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso".

Un enemigo debe ser tratado con respeto. Está en la Biblia, Mateo 5:25, "Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel".

No se alegre cuando sus enemigos tengan problemas. Está en la Biblia, Proverbios 24:17-18, "Cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, y cuando tropezare, no se alegre tu corazón; no sea que Jehová lo mire, y le desagrade, y aparte de sobre él su enojo".

¿Qué significa "ascuas de fuego"? Está en la Biblia, Romanos 12:20, "Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza". En otras palabras, él se sentirá avergonzado por lo que le ha hecho a usted.

Dios promete protegerme de mis enemigos. Está en la Biblia, Salmo 18:48, "El que me libra de mis enemigos, y aun me eleva sobre los que se levantan contra mí; me libraste de varón violento".